domingo, 20 de mayo de 2012

El núcleo de la Tierra

No sé si vivo en una nube o un volcán

                         Foto de Eria-Aire: http://www.flickr.com/photos/eriaaire/with/7206044010/ 

Y el núcleo de la Tierra, que los científicos decían compuesto de silicato y aluminio, estaba hecho, en realidad, de blancas y suaves plumas... de las que, desprendidas de las alas de los ángeles, se colaban por los cráteres inactivos de los volcanes y por las grietas azules de las superficies heladas de los casquetes polares... 

A veces, muy de tarde en tarde y sólo cuando se concatenaban cascadas de reflejos en los cuarzos, diamantes y amatistas de las cuevas, llegaban a ese núcleo unos tímidos rayos de Sol... 

Y entonces las plumas se esponjaban y creían estar de nuevo en el cielo y les entraba tal efervescente euforia que subían por la chimenea volcánica que antes habían descendido... 

Y una delicada nube de luz emergía de las entrañas de la tierra y en vez de derramarse por las laderas del cono, como lava, subía al cielo para devolver a los ángeles las plumas que perdieron...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada